¿Dudas sobre los recambios para coches eléctricos?

En los últimos años, los coches eléctricos están en boca de todos los amantes del automóvil, y es que ya son una realidad en muchos países del mundo, ofreciendo unas prestaciones muy similares a las de coches con motores de combustión tradicionales. No obstante, la información no parece llegar a todo el mundo y surgen bastantes dudas a la hora de comprender su funcionamiento, y en lo que se refiere a particularidades a tener en cuenta si se opta por esta nueva tecnología.

COCHES ELÉCTRICOS

¿Utilizan los coches eléctricos piezas iguales a los coches tradicionales? ¿Dónde se pueden conseguir los recambios? ¿Cuál es el grado de autonomía? Para que el coche eléctrico se popularice, estas y otras preguntas deben ser resueltas. Además, habría que hacer un esfuerzo por implementar puestos de recarga y, sobre todo, por invertir más en investigación y desarrollo de baterías más duraderas.

Tipos de coches eléctricos

El término coche eléctrico se utiliza para designar de forma genérica los coches que de una manera u otra utilizan energía eléctrica para moverse. Los coches completamente eléctricos (EV), tal como su nombre indica, funcionan únicamente con energía eléctrica, pero no se comercializan de forma regular porque tienen una autonomía muy reducida y, de momento, no existe la infraestructura necesaria para recargarlo cada pocos kilómetros.

Los coches híbridos conectables (PHEV) se presentan como una alternativa más realista, ya que combinan un motor eléctrico con batería conectable a la red y un motor de combustión tradicional. En la misma línea, pero sin posibilidad de conectarse a la red, están los coches híbridos (HEV) que utilizan la energía eléctrica cuando el vehículo circula a baja velocidad o para obtener una potencia extra en adelantamientos, y que se recargan con la energía recuperada del frenado.

Piezas diferentes en un coche eléctrico

En el caso de un híbrido, ya sea conectable o no, la mayor parte de las piezas son iguales a las de un coche tradicional. Lo único que varía es la batería o las baterías eléctricas, actualmente hechas de litio-ion, y de un tamaño mayor que las tradicionales. Esta batería está conectada directamente al motor eléctrico (también pueden haber dos motores dependiendo del modelo), la cual a su vez envía potencia al sistema de transmisión y se conecta al sistema frenado para ser recargada.

En el caso de los vehículos recargables, se implementa una toma de corriente conectada a un transformador que adecua la tensión y la intensidad eléctricas a los parámetros adecuados. Quizás sean estos los recambios más difíciles de encontrar de una manera generalizada, pero también es cierto que estos elementos se desgastan mucho menos en comparación con los motores de combustión. Algunos, como es el caso de la bomba de agua o del circuito de refrigeración, llegan incluso a desaparecer.

Coches electricos

Compartir esta publicación en:

Google+ Linkedin Reddit Tumblr+ @Email to

Sobre el autor


Nacida y criada en 1988 en el madrileño barrio de Carabanchel Alto, junto al entrañable Manolito Gafotas. Ya hace un tiempo (desde 2012) que trabajo en Mister-Auto, concretamente en el departamento de Marketing y comunicación. Actualmente superviso la estrategia de comunicación y publicidad para los mercados de España y Portugal. Al mismo tiempo estoy al cargo de la imagen corporativa de la empresa como Community Manager en las diferentes redes sociales y de la redacción y optimización de contenidos web. Pero lo que más aprecio de este trabajo es que no hace falta ser un manitas para entender de mecánica y saber reparar tu coche así que ¡manos a la obra!