Verifica el sistema de suspensión de tu vehículo, amortiguadores, brazo de suspensión y etc…

Estabilidad y suspensión

El sistema de suspensión es seguramente uno de los más importantes para garantizar la estabilidad de tu coche. Dado que su función principal es la de absorber las vibraciones tanto en superficies irregulares como al tomar curvas, es imprescindible que todos sus componentes (amortiguador, brazo de suspensión, barra estabilizadora, rótula, tensor, etc.) estén en perfecto estado.Recuerda que un problema en cualquiera de las piezas que lo conforman supone un alto riesgo de avería de las demás partes interconectadas.

Schumacher_GTR_suspension

Neumáticos

Son los únicos elementos en contacto directo con el pavimento. Por eso, unos neumáticos en mal estado o con una presión inadecuada suponen un peligro importante durante la conducción. En el primer caso, la solución es sustituir los neumáticos por unos nuevos. Para ello ten en cuenta que las gomas deben ser sustituidas de dos en dos, es decir, que en todos los casos deberás cambiar ambos neumáticos de un mismo eje. Si el problema es la presión de los neumáticos, la solución es todavía más sencilla: acércate a la estación de servicio o al taller más cercano para darles la presión recomendada por el fabricante.

Alineación y equilibrado

Si bien en ocasiones se confunden, ambos términos se refieren a dos procedimientos diferentes que se realizan sobre las ruedas. La alineación se lleva a cabo para asegurar que los ángulos de las ruedas sean los correctos y garantizar así el buen funcionamiento de la dirección. A grandes rasgos, se busca que el neumático se mantenga en un ángulo de 90º respecto a la calzada, y además, se consigue que ambas ruedas de cada eje estén en todo momento alineadas en paralelo. El equilibrado, por su parte, tiene como finalidad conseguir que los dos conjuntos goma-llanta tengan el mismo peso.

6746843_l

¿Cómo saber si mi coche es inestable?

Uno de los síntomas más evidentes de que hay un problema con alguno de los elementos anteriores se detecta al soltar el volante durante la circulación. Si el coche se desvía hacia uno de los dos lados, antes de nada, debes revisar la presión de los neumáticos. Si es correcta, es muy probable que se trate de un problema de alienación, o bien de una avería en alguno de los elementos de la suspensión: principalmente en el brazo de suspensión, en la rótula, en los resortes o en los amortiguadores.

En este caso, también lo podrás comprobar con el coche parado, especialmente si observas que el chasis está inclinado hacia la izquierda o hacia la derecha. Si has revisado el sistema de suspensión sin encontrar fallas, seguramente el problema esté relacionado con la dirección, para lo cual deberás alinear tu vehículo en un taller. Por último, si detectas un desgaste prematuro en uno de los neumáticos, posiblemente necesites equilibrar el peso colocando plomos en la rueda que lo precise.

Compartir esta publicación en:

Google+ Linkedin Reddit Tumblr+ @Email to

Sobre el autor


Nacida y criada en 1988 en el madrileño barrio de Carabanchel Alto, junto al entrañable Manolito Gafotas. Ya hace un tiempo (desde 2012) que trabajo en Mister-Auto, concretamente en el departamento de Marketing y comunicación. Actualmente superviso la estrategia de comunicación y publicidad para los mercados de España y Portugal. Al mismo tiempo estoy al cargo de la imagen corporativa de la empresa como Community Manager en las diferentes redes sociales y de la redacción y optimización de contenidos web. Pero lo que más aprecio de este trabajo es que no hace falta ser un manitas para entender de mecánica y saber reparar tu coche así que ¡manos a la obra!