Todo sobre la bomba de agua de tu vehículo

La importancia de la bomba de agua

Una bomba de agua averiada o una fuga suponen un gran peligro para la mecánica de tu coche, dado que es una de las razones principales por las que puede llegar a griparse el motor debido a un sobrecalentamiento excesivo y al posterior desacoplamiento de la correa de distribución. Por eso es muy importante revisar periódicamente tanto la bomba como el nivel de líquido refrigerante y sustituirla cuando sea necesario. No tienes excusa, puedes comprar una bomba de agua en la web a partir de 16€, dependiendo de la gama, la marca y el modelo de tu vehículo.

 12942001_m

Qué es y cómo funciona

La bomba de agua, también llamada bomba hidráulica, tiene como función principal asegurar el flujo en el circuito de refrigeración con el fin de mantener la temperatura adecuada (menos de 100 ºC) en el motor. Para ello bombea líquido refrigerante a través del bloque motor hasta llegar al radiador, donde se disipa el calor en forma de aire. De esta forma se consiguen las condiciones ideales para que el motor lubrique bien, y por tanto haga mejor la combustión, tenga un mayor rendimiento y contamine menos.

Por lo general suelen ir conectadas mediante una polea a la correa de distribución, aunque en algunos modelos se conecta a una correa secundaria. Esta polea a su vez va fijada mediante un eje a la hélice que es la encargada de dejar pasar el flujo de acuerdo a las necesidades del sistema de refrigeración. En la actualidad suelen estar hechas de aluminio fundido un material que soporta altas temperaturas y conduce menos el calor que el hierro con el que se fabricaban antiguamente.

 

Averías más comunes

Una de las principales razones de que una bomba de agua se degrade rápidamente es la utilización de agua del grifo en lugar de refrigerante. Algunos lo hacen sin pensar en la reacción química de oxidación que se produce por el contacto del cloro con el aluminio. La forma de evitar esto es sencilla: hay que comprar un refrigerante de calidad, ya que es un fluido que va a circular por algunas de las partes más importantes del motor, y verificar de forma periódica que su nivel sea el adecuado.

También hay que estar muy atento a las pérdidas de líquido refrigerante a lo largo del circuito. Si detectas algún goteo debes identificar rápidamente dónde se localiza el problema que provoca las fugas: ¿se ha roto una junta, una pala de la hélice, el eje rotor…? No intentes arreglar la bomba, al mínimo indicio de que algún componente esté dañado, lo mejor y lo más rápido es comprar una bomba de agua en la web y sustituirla tú mismo. Es bastante sencillo de hacer y por el precio que tienen vale la pena evitar el gripado de tu motor.

Compartir esta publicación en:

Google+ Linkedin Reddit Tumblr+ @Email to

Sobre el autor


Nacida y criada en 1988 en el madrileño barrio de Carabanchel Alto, junto al entrañable Manolito Gafotas. Ya hace un tiempo (desde 2012) que trabajo en Mister-Auto, concretamente en el departamento de Marketing y comunicación. Actualmente superviso la estrategia de comunicación y publicidad para los mercados de España y Portugal. Al mismo tiempo estoy al cargo de la imagen corporativa de la empresa como Community Manager en las diferentes redes sociales y de la redacción y optimización de contenidos web. Pero lo que más aprecio de este trabajo es que no hace falta ser un manitas para entender de mecánica y saber reparar tu coche así que ¡manos a la obra!