¿Cómo cambiar el tubo de escape?

Partes del sistema de escape

El sistema de escape está compuesto por varios elementos conectados entre sí. En primer lugar, un colector recoge los gases de la combustión y los introduce en el circuito de escape a través de un tubo. Después los gases son tratados químicamente en el catalizador y en el filtro de partículas (en motores diesel) para reducir su toxicidad y su concentración de CO2. Por último, estos gases pasarán por dos silenciadores cuya función es atenuar el ruido producido por el motor para finalmente ser evacuados al exterior.

23319165_m

Detectar el problema

Los síntomas varían dependiendo de la pieza afectada. Por ejemplo, si se detecta un ruido inusual o una vibración en la parte trasera del vehículo, acompañada de una pérdida de potencia, lo más probable es que tengas que reemplazar el silenciador posterior. Aunque también puede tratarse del silenciador central, en cuyo caso el ruido suele ser todavía más fuerte.

Si por el contrario, el problema es que hay un exceso de humo negro, la parte afectada seguramente sea el catalizador o el filtro de partículas. El agua procedente de la condensación interna del motor o del exterior del vehículo, suele ser la causa principal de la degradación de las partesque integran el tubo de escape, junto a los daños producidos por golpes o accidentes. En un caso u otro es necesaria su sustitución inmediata para evitar la degradación prematura de otros elementos del motor.

 

Manos a la obra

12824516_m (1)

 

En primer lugar hay que elevar el vehículo de forma segura. Lo ideal sería poder contar con un elevador profesional o una fosa, pero en su defecto puedes hacerlo con unas borriquetas y unos tacos. Si todavía no sabes qué parte del sistema de escape está estropeada, este es el momento de localizar la avería. Es frecuente que la corrosión comience en las soldaduras y se extienda hacia los elementos del sistema de escape conectados entre sí.

Una vez localizado el problema, es momento de abordarlo. Lo primero que debes hacer es soltar los anclajes del tubo de escape viejo. Por lo general, si es la primera vez que se sustituye en un coche nuevo, bastará con golpear la pieza con una maza de goma para desacoplarla. No obstante, muchos mecánicos utilizan una abrazadera con una masilla selladora para fijar las diversas partes.

Si es así, debes cortar el tubo por los costados queconectan la pieza (un costado si tienes que reemplazar el silenciador posterior o el colector). Después solo queda instalar el recambio nuevo. Primero introduce la abrazadera, luego aplica masilla selladora a las conexiones y acopla el tubo en el circuito. Finalmente debes fijar los anclajes del tubo de escape a los bajos y esperar que la masilla se seque antes de volver a encender el motor.

Compartir esta publicación en:

Google+ Linkedin Reddit Tumblr+ @Email to

Sobre el autor


Nacida y criada en 1988 en el madrileño barrio de Carabanchel Alto, junto al entrañable Manolito Gafotas. Ya hace un tiempo (desde 2012) que trabajo en Mister-Auto, concretamente en el departamento de Marketing y comunicación. Actualmente superviso la estrategia de comunicación y publicidad para los mercados de España y Portugal. Al mismo tiempo estoy al cargo de la imagen corporativa de la empresa como Community Manager en las diferentes redes sociales y de la redacción y optimización de contenidos web. Pero lo que más aprecio de este trabajo es que no hace falta ser un manitas para entender de mecánica y saber reparar tu coche así que ¡manos a la obra!