¿Para qué sirve el filtro de combustible y cuándo hay que sustituirlo?

La importancia del filtro de combustible

Esta pieza colocada entre la bomba de combustible y los inyectores o el carburador (dependiendo del modelo y de si es diesel o gasolina) es fundamental para un buen mantenimiento del motor y para estirar al máximo su vida útil. La razón para cambiar el filtro de aire cuando sea necesario es sencilla: asegurar las condiciones necesarias para la combustión, evitando la entrada de elementos externos en el motor o los inyectores que, con el tiempo, podrían obstruir la circulación del combustible y echar a perder todo el circuito.

 

Diésel o gasolina

Lo primero que hay que saber sobre los filtros de combustible es que tienen una función distinta si el motor es gasolina o diésel. El filtro de gasolina sirve para evitar que las impurezas del combustible (a pesar de ser muy refinados, siguen teniendo algunas impurezas, especialmente los carburantes de menor calidad) lleguen al motor o se vayan depositando a lo largo del circuito. Este tipo de filtros suelen ser simplemente una pieza metálica que deja pasar el fluido atrapando las impurezas, especialmente en el caso de los antiguos motores con carburador.

Por su lado, los filtros de gasolina, además de contener las impurezas, tienen la función de deshumidificar el interior del circuito y expulsar el aire para evitar la corrosión de los elementos que lo componen mediante distintos sistemas que varían según el modelo. Es muy importante que esté en buen estado para impedir el deterioro precoz de la bomba de gasoil, los inyectores o de los tubos del circuito.

 39950083_m

Cuándo sustituirlo

La forma más segura de averiguar su estado es extraerlo y hacer una comprobación visual. Sin embargo, el comportamiento del motor durante la conducción también puede ofrecernos algunos indicios. Si al acelerar mucho con marchas largas, por ejemplo, para hacer un adelantamiento, notas que el motor pierde potencia, este suele ser un síntoma de que el filtro está obstruido.

En caso de notar algo parecido o de querer cambiar el filtro de combustible tendrás que extraer el filtro. Hay distintos tipos de filtros, pero para extraerlo, primero hay que soltar el tubo de entrada de combustible y la resistencia del testigo eléctrico.

Necesitarás una de las llaves especiales que existen para extraer correctamente los filtros de combustible. Este tipo de filtros vienen cerrados, por lo que no se pueden limpiar, así que cuando hayan sido utilizados por un tiempo prolongado es necesario reemplazarlos por otros nuevos. El kilometraje recomendado suele ser de entre 30.000 y 60.000 km, según el fabricante, no obstante, a veces se reduce este rango. Si se quiere alargar la vida útil de este tipo de filtros, lo más conveniente es cargar el depósito con combustibles de calidad. Calidad, en este contexto, significa menos impurezas y un mayor rendimiento en carretera.

33123710_m

Compartir esta publicación en:

Google+ Linkedin Reddit Tumblr+ @Email to

Sobre el autor


Nacida y criada en 1988 en el madrileño barrio de Carabanchel Alto, junto al entrañable Manolito Gafotas. Ya hace un tiempo (desde 2012) que trabajo en Mister-Auto, concretamente en el departamento de Marketing y comunicación. Actualmente superviso la estrategia de comunicación y publicidad para los mercados de España y Portugal. Al mismo tiempo estoy al cargo de la imagen corporativa de la empresa como Community Manager en las diferentes redes sociales y de la redacción y optimización de contenidos web. Pero lo que más aprecio de este trabajo es que no hace falta ser un manitas para entender de mecánica y saber reparar tu coche así que ¡manos a la obra!