Piezas del coche: el catalizador

¿Para qué sirve un catalizador? 

Los catalizadores transforman los elementos tóxicos en menos perjudiciales, de este modo se utilizan para reducir las emisiones de los motores de combustión interna. Trabajan mediante la regulación de tres compuestos nocivos: hidrocarburos, monóxido de carbono, óxidos de nitrógeno, que son transformados en compuestos menos dañinos, como el dióxido de carbono, vapor de agua y gas nitrógeno. Hoy en día se encuentran en la mayoría de los vehículos, y necesitan alrededor de la sustitución de cada 120.000 kilómetros. En la web de Mister-Auto, donde vendemos catalizadores para las principales marcas, tenemos una amplísima gama de producto a precios muy competitivos.

Dependiendo del motor que use tu coche usarás uno u otro tipo. En el caso de que tengas un motor de diésel usarás un catalizador de dos vías, llamado también de doble cuerpo que puede tener filtro de partículas o no. Si por el contrario tienes un motor de gasolina, usarás los catalizadores de tres vías, llamados así ya que eliminan los tres contaminantes principales transformándolos en compuestos no tóxicos: nitrógeno, agua y dióxido de carbono.

La presencia del catalizador de origen es una de las características que se tienen en cuenta para homologar tu vehículo. La modificación de estas características puede perjudicar el buen funcionamiento del coche y constituye una infracción grave. Para los vehículos de gasolina de más de dos litros de cilindrada, esta obligación está en vigor desde octubre de 1989. Para los demás vehículos de gasolina, comenzó el 1 de enero de 1993. Los vehículos diesel están equipados desde el 1 de enero de 1997.

Auto_Mechanic (1)

Los signos que dicen que necesitas un nuevo catalizador

Es raro que los catalizadores fallen. Si hay un problema, que probablemente estará causado por daños externos mientras se conduce el coche o por el uso de productos químicos, como anticongelante, harán que aparezcan obstrucciones con el paso del tiempo.

Una clara indicación de que existe un problema es el consumo de combustible. Si el catalizador está fallando se notará en la disminución de gasolina. La reducción en el rendimiento debido al aumento de la presión, y los consiguientes atascos mientras se conduce, es una segunda indicación de que algo no va bien. Además de esto, los catalizadores pueden sufrir daños debido a una válvula de escape dañada en el motor. Por lo tanto, es esencial para descubrir la raíz del problema a fin de evitar que los problemas se repitan.

Por último, en la compra de un catalizador es importante conocer bien las necesidades de nuestro vehículo para asegurarnos de qué modelo nos conviene. En Mister auto, encontrar la pieza correcta es fácil gracias a nuestra función de búsqueda intuitiva, puede define mejor los resultados en función del tipo de vehículo.

coche

 

Cómo reemplazar el catalizador

Si estás experimentando problemas con tu catalizador el cambio es sencillo. El catalizador es una caja de metal situado en la parte inferior del coche. Tiene dos tubos conectados a él. Uno de estos tubos se incorporan el humo del motor, y el otro se conecta con los gases del tubo de escape. Se puede comprar un catalizador nuevo y cambiarlo siguiendo unos sencillos pasos:

– Necesitarás espacio para intercambiar el catalizador. Levanta el vehículo del suelo con un gato, pero siempre con precaución. Este tipo de cambios se hacen al nivel del suelo, ya que puede suponer un riesgo para la seguridad hacerlo de otra manera.

– Deje que el motor se enfríe por completo antes de intentar tocarlo.

– Lee el manual de vehículo. Familiarízate con las funciones del catalizador, así como la forma en que está conectado al vehículo. Si no lo tienes claro consulta con un profesional, pero bajo ningún concepto lo intentes sin estar seguro.

– Localiza el catalizador. Debería estar en el centro del sistema de escape.

– Busca y desconecta el sensor de oxígeno. Para ello vas a necesitar una llave específica. También tienes que quitar la tubería o tuberías, dependiendo del modelo, que conectan el sensor de oxígeno al catalizador.

– Retira los tornillos que sujetan el catalizador en su lugar; primeros los tornillos más cerca de la parte trasera del vehículo, a continuación, los delanteros. Pueden estar oxidados y que sean difíciles de retirar. Si el catalizador ha sido reparado antes, puede haber sido soldado en su lugar. Si este es el caso, consulta a un profesional.

– Instalar el nuevo catalizador siguiendo las instrucciones que acompañen al nuevo modelo.

 

¡Cuando termines ya tendrás tu coche puesto a punto para volver a rodar en la carretera!

 

Compartir esta publicación en:

Google+ Linkedin Reddit Tumblr+ @Email to

Sobre el autor